Archivo de la categoría: #Playlister

Varios – Cumbias Chichadélicas: Peruvian Psychedelic Chica

¡Joyaza de disco recopilatorio! Hace poco estuvimos explorando el género de la cumbia en el podcast y tocamos el tema de la chicha, la cumbia psicódelica de los 70’s y 80’s. Fue que de esa manera me encontré con esta chulada, chulada, chulada…

16 canciones, o lo que es lo mismo, 48 minutos de puro cumbión místico de alto octanaje y ritmos trepidantes de la vieja escuela. Hay aquí grandes clásicos como “la Cumbia de los Pajaritos”, hasta algunas melodías que jamás deberían pasar al desuso como “Ya se ha Muerto mi Abuelo” o “Arre Caballito”.

Una mención superespecial para que presten atención a esa hermosura titulada “Lobos al Escape”. Digna de una escena inicial de película de luchadores a toda velocidad sobre un convertible en medio de la selva. Así.

Garantizado.

The Rolling Stones – Blue & Lonesome

Sus Satánicas Majestades regresan a sus raíces más negras. Y para el kilometraje del que gozan por rolar y rolar, cabe decir que se escuchan impecables.

Definitivamente este disco no suena para nada a lo que han hecho en sus últimos trabajos, pero tampoco los refiere a su etapa de más éxitos y/o rolas comerciales. Este es un disco para fans de hueso colorado, mismos que no esperan a escuchar los éxitos de siempre, sino que disfrutan del blues grasoso igual que Jagger, Richards y compañía.

Una producción definitivamente emparentada a sus dos primeros discos que a ningún otro en su historia. En resumen, un disco completo de covers, para que los que no le saben, ¡le sepan!

Justin Hurwitz – La La Land (Original Motion Picture Score)

Nada menos, el otro día hablábamos del soundtrack de La La Land. Hoy toca hablar del resto de música que no tiene una cara protagónica, pero que le ponen a la historia cierta magia: el score.

Usualmente muchos scores pasan desapercibidos por vivir bajo el estigma de “música de relleno” o sólo “música ambiental”. Afortunadamente este no es el caso. Es más, este disco puede llegar a disfrutarse tanto o más que el soundtrack mismo.

Al componerse en su mayoría por temas melódicos, el álbum absorbe toda la esencia jazzera de la cinta y se termina convirtiendo, a su manera, en un disco de jazz bastante agradable.

Como a estas alturas ya han de saber, la batuta está en las manos de Justin Hurwitz, hasta ahora compositor de cabecera del director Damien Chazelle. Y es, al igual que en su contraparte, un homenaje a la música de un Hollywood dorado.

Denle play y déjense llevar. Lo vale.

Varios – La La Land Soundtrack

A veces es bueno dejar un intervalo de tiempo para que las aguas de lo que en algún momento llega a ser el hype, se calmen y se dejen ver con más reflexión. Sólo de esta manera, se puede analizar de manera objetiva si tal o cual cosa, pasa la prueba del tiempo, y resulta tan buena como se decía que era en su momento.

Para bien o para mal, es el caso de La La Land. Película que muchos pensamos debió haberse llevado el Oscar en la categoría de Mejor Película 2016. El hubiera no existe y La La Land va a pasar a la historia junto con otras grandes cintas igual de buenas, pero que por una u otra cuestión, les sucedió lo mismo. Ahí tienen Citizen Kane o  A Clockwork Orange, por ejemplo.

El tiempo juzgará como envejece dicha cinta y sobre todo, como pasa a la historia. De cualquier manera, lo que hoy nos concierne es su soundtrack. Mismo que tampoco debe ser prejuiciado al ser un musical.

En la parte sonora, La La Land, es un maravilloso tributo a los grandes musicales de Hollywood así como al jazz clásico, desde las big bands hasta los solistas de piano. Impecable, melancólico y sumamente bien realizado.

Un soundtrack que los pondrá de buenas y que al dejarlo correr, hasta será capaz de hacerlos soñar.

Xenia Rubinos – Black Terry Cat

Xenia Rubinos canta de una manera especial. Digamos, entra en eso que clasificamos como #MeGustaElNegro, aunque está más bien emparentada con la electrónica. Y aunque hay a quien dice que esta neoyorquina suena a una mezcla de Björk con Celia Cruz, yo los animaría a no irse con la finta de la etiqueta y descubrirla tal como es.

Una propuesta interesante, de la que seguramente escucharemos más adelante.

Alicia Keys – HERE

A estas alturas, el talento de Alicia Keys es indiscutible. Canta bonito, toca el piano, colabora con otros artistas y compone canciones con mucho feeling. Esto de la música, se le da.

Es así como llega HERE, su séptimo álbum. Quizás el mejor de todos hasta la fecha. Porque hay que decir que en esta producción le baja un poquito al pop y se pone a darle a lo que de veras le sale bien, el R&B. Incluso, hasta se puede decir que es una pequeña vuelta a sus raíces.

Sin más, escuchen este disquito. Que la niña siempre ha tenido talento que derrochar.

Michael Kiwanuka – Love & Hate

Se podría decir que Michael Kiwanuka revivió el soul. Lo que en el argot del día a día, mis cuates y yo catalogamos como “#MeGustaElNegro“.

Este disco es enorme. Por donde quiera que se le escuche, es una producción cuidada perfectamente, bien hecha, redonda… Es la muestra de que el feeling, no es cuestión de tiempo.

Claro, se escuchan referencias a la música negra. Desde Fela Kuti hasta The Roots y The Menahan Street Band. Y se canta de problemas como el racismo, hasta por supuesto, la desilusión amorosa. Tiene el funk, rythm & blues, soul, blues y gospel, justo donde deben de estar.

Sin más, el mejor disco del pasado 2016.

Jamie XX – In Colour

Seré concreto: Es el mejor disco de música electrónica que he escuchado en varios años. Samplers, beats, atmósferas y voces bien definidas. Todo está donde debe de estar.

Y aunque la recomendación es obviamente que los escuchen completo y de un solo jalón, no dejen de apreciar “Gosh”, “Loud Places” y “I Know There’s Gonna Be (Good Times)”.

Jamie XX sabe lo que hace, solo o acompañado.