Justin Hurwitz – La La Land (Original Motion Picture Score)

La La Land Score - David Horwitz

Nada menos, el otro día hablábamos del soundtrack de La La Land. Hoy toca hablar del resto de música que no tiene una cara protagónica, pero que le ponen a la historia cierta magia: el score.

Usualmente muchos scores pasan desapercibidos por vivir bajo el estigma de “música de relleno” o sólo “música ambiental”. Afortunadamente este no es el caso. Es más, este disco puede llegar a disfrutarse tanto o más que el soundtrack mismo.

Al componerse en su mayoría por temas melódicos, el álbum absorbe toda la esencia jazzera de la cinta y se termina convirtiendo, a su manera, en un disco de jazz bastante agradable.

Como a estas alturas ya han de saber, la batuta está en las manos de Justin Hurwitz, hasta ahora compositor de cabecera del director Damien Chazelle. Y es, al igual que en su contraparte, un homenaje a la música de un Hollywood dorado.

Denle play y déjense llevar. Lo vale.

Varios – La La Land Soundtrack

Soundtrack - La La Land

A veces es bueno dejar un intervalo de tiempo para que las aguas de lo que en algún momento llega a ser el hype, se calmen y se dejen ver con más reflexión. Sólo de esta manera, se puede analizar de manera objetiva si tal o cual cosa, pasa la prueba del tiempo, y resulta tan buena como se decía que era en su momento.

Para bien o para mal, es el caso de La La Land. Película que muchos pensamos debió haberse llevado el Oscar en la categoría de Mejor Película 2016. El hubiera no existe y La La Land va a pasar a la historia junto con otras grandes cintas igual de buenas, pero que por una u otra cuestión, les sucedió lo mismo. Ahí tienen Citizen Kane o  A Clockwork Orange, por ejemplo.

El tiempo juzgará como envejece dicha cinta y sobre todo, como pasa a la historia. De cualquier manera, lo que hoy nos concierne es su soundtrack. Mismo que tampoco debe ser prejuiciado al ser un musical.

En la parte sonora, La La Land, es un maravilloso tributo a los grandes musicales de Hollywood así como al jazz clásico, desde las big bands hasta los solistas de piano. Impecable, melancólico y sumamente bien realizado.

Un soundtrack que los pondrá de buenas y que al dejarlo correr, hasta será capaz de hacerlos soñar.