DJ Shadow – The Mountain Will Fall

DJ Shadow - The Mountain Will Fall

DJ Shadow es legendario por muchas cosas. Este disco es una prueba de ello. En términos sencillos, con esta entrega reinventa la música electrónica. Su música electrónica.

No vale la pena encasillar su trabajo en algún género. En este álbum lo mismo hace trip-hop, hip-hop, ambient, e incluso, hasta un pequeño tributo sonoro a Kraftwerk. Por si fuera poco, “la montaña que va a caer” es una producción concebida para escucharse todavía como un álbum, no como piezas sueltas. Lo que lo hace un trabajo redondo.

Déjense llevar en un viaje sonoro desde lo más profundas cloacas de cualquier urbe saturada hasta lo más alto de una montaña y más allá en dirección al espacio exterior. Discazo.

25 canciones en 25 días. Día 4

Moby Play

Siguiendo con este reto de 30 días, (que irónicamente sólo dura 25), prosigo con la formación de una playlist llena de (literalmente) canciones llenas de recuerdos.

Día 4: Una canción que me tranquiliza.

Que con toda la calma del mundo les puedo decir que es “The Sky Is Broken” de Moby.

Dicha canción, (o en todo caso, melodía), no es la única pieza musical que me ponga en un estado de relax. Como buen melómano sin control, cuento con una playlist repleta de temas para este fin. Escogí ésta, por ser la primera que acudió a mi mente de la citada colección.

“The Sky Is Broken”, es una composición a ritmo de drum & bass. Las vocales son, más que una canción, un poema leído por Moby a tono de susurro o somnolencia. Este track viene incluido en un álbum que personalmente considero una obra maestra: Play.

Esta fenomenal producción fue lanzada en el año de 1999. Como tal, cierra una era dorada de la música electrónica, mostrando un amplio abanico de ejemplos estilísticos del género como los son el trance, breakbeat, house, trip-hop, ambient y el ya mencionado drum & bass.

Por otra parte, Play, es el eslabón que conecta a influencias tan palpables como Massive Attack y Portishead, con posteriores trabajos contemporáneos como el primer disco de Gorillaz, o artistas como Röyksopp y Groove Armada, por mencionar sólo a algunos entre muchos.

La producción es tan, pero tan buena, que en una opinión personal, Moby no ha podido superarse. Es cierto que este disco, lo catapultó a la fama mundial y que producciones posteriores no han roto con el nivel de calidad de ésta. Sin embargo, yo en papel de fan, podría asegurarles que no hay un disco ni anterior ni posterior de él, que tenga este nivel de feeling.

Sin duda uno de los aspectos que lo hacen especial y es un sello característico, es el uso de sampleos de distintos cantos gospel. Muchos de ellos, ubicados en sus numerosos sencillos desprendidos del álbum. Mismos que fueron todos trancazos musicales en su momento. El disco no tiene desperdicio. De su versión original de 18 canciones, casi la mitad fueron temas promocionales exitosos.

Con ustedes, “The Sky Is Broken”.

Y recuerden, acá está la playlist completa: